top of page

Hablamos español             Falamos Português​

BRADENTON

Lunes a viernes: 10am - 7pm
Sábado: Cerrado
Dom: Cerrado

(941) 739-0000

KISSIMMEE

Lunes a viernes: 10am - 6pm
Sábado: 10am - 2pm
Dom: Cerrado

(407) 479-0033

SARASOTA

Lunes a viernes: 9am - 6pm
Sábado: 10am - 2pm
Dom: Cerrado

(941) 955-7700

Hepatitis – Como Reducir Su Riesgo

La hepatitis viral es una enfermedad que afecta a unos 354 millones de personas en todo el mundo,⁶ pero el término hepatitis en general se refiere a la inflamación o hinchazón del hígado.2 La hepatitis puede ser causada por varios trastornos, sustancias e infecciones, y su gravedad puede variar dependiendo de la causa.¹


Teniendo en cuenta que la hepatitis puede tener varias causas principales, es importante comprender los síntomas y los tipos para mitigar el riesgo y tomar decisiones saludables.


Hepatitis: Reduce Your Risk

El Hígado

El hígado es el órgano sólido más grande del cuerpo y está ubicado debajo de las costillas en el lado derecho del cuerpo. Muchas funciones corporales dependen del hígado y si no funciona correctamente pueden surgir problemas graves. Entre las tareas de las que es responsable el hígado se incluyen limpiar toxinas y sustancias nocivas de la sangre, eliminar células de glóbulos rojos viejos, producir bilis, metabolizar nutrientes, producir proteínas de coagulación, regular el volumen sanguíneo y almacenar glucógeno para obtener energía.⁷ 


El hígado está formado por dos partes: un lóbulo derecho grande y un lóbulo izquierdo más pequeño. Estos están formados por miles de lóbulos y vasos sanguíneos más pequeños que permiten que la sangre fluya y sea filtrada a través del hígado.⁷


Síntomas de Hepatitis

La gravedad de la hepatitis puede variar dependiendo de la causa y la progresión de la inflamación, y puede incluir los siguientes síntomas:²

  • Fatiga o agotamiento

  • Náuseas y vómitos

  • Inapetencia

  • Malestar y dolor abdominal

  • Heces claras o color arcilla

  • Orina oscura

  • Fiebre

  • Dolor en las articulaciones

  • Ictericia (color amarillo en la piel o los ojos)


Si no se atiende, la hepatitis puede progresar hasta el punto de causar daño permanente al hígado. Si usted experimenta alguno de los síntomas anteriores comuníquese con un profesional de la salud.²


Causas de la Hepatitis

La causa más conocida de hepatitis o inflamación del hígado es la infección viral, pero puede tener muchas otras fuentes, incluidas, entre otras:¹

  • El sistema inmunológico del cuerpo ataca al hígado

  • Hígado graso

  • Daño hepático debido a sustancias como veneno, alcohol y, en casos raros, drogas ilícitas

  • Altas dosis de medicamentos como el paracetamol (acetaminofén)

  • Infecciones virales como hepatitis A, B, y C

  • Infecciones bacterianas

 

Variantes de Hepatitis Viral

Hay 5 variantes diferentes de la hepatitis viral: A, B, C, D y E, siendo las más comunes A, B y C. Un profesional de la salud puede indicar análisis de sangre para determinar los niveles de enzimas hepáticas en la sangre y medir la función del hígado. Si se sospecha que hay hepatitis, se pueden realizar pruebas adicionales para detectar las variantes virales.²

  • Virus de Hepatitis A (HAV) es causado más comúnmente por la ingestión de materia fecal contaminada. Es una infección más leve y, aunque puede representar una amenaza para los pacientes inmunocomprometidos, en la mayoría de los casos se resolverá sola sin tratamiento.⁸ El tratamiento generalmente implicará cuidado de apoyo y alivio de los síntomas para las personas sanas mientras su cuerpo combate la infección, o antivirales para los pacientes de alto riesgo.²

  • Virus de Hepatitis B (HBV) se transmite principalmente a través del contacto con fluidos corporales, como sangre o semen, de personas infectadas.⁸ También puede transmitirse de pacientes embarazadas a sus hijos durante el parto. El HBV puede causar infecciones crónicas y de corta duración y, en algunos casos, provocar cirrosis (cicatrices graves en el hígado) o incluso cáncer de hígado.⁸ Debido a que la gravedad de los síntomas del HBV puede variar, algunas personas con casos crónicos pueden no experimentar síntomas durante años, a pesar del daño hepático continuo causado por la infección.²

  • Virus de Hepatitis C (HCV) es posible que no presente síntomas hasta que ya haya afectado significativamente el hígado, lo que lo convierte en una causa común de daño hepático, cáncer e insuficiencia hepática, que conducen a un trasplante.8 Los tratamientos para esta variante a menudo utilizan medicamentos antivirales dirigidos a niveles virales por debajo de la detección en sangre, lo que se conoce como Respuesta Virológica Sostenida (SVR).²

  • Virus de Hepatitis D (HDV), también conocido como delta hepatitis, se diferencia de otras variantes en que es un virus satélite. Esto significa que no fabrica su propia capa viral, sino que se compone únicamente de material genético y entonces no es capaz de causar una infección por sí solo y solamente ocurre en personas que ya están infectadas con el virus de la hepatitis B (HBV). La hepatitis D puede empeorar los resultados de salud de los pacientes con HBV y la mejor manera de prevenirla es mediante la detección y el tratamiento tempranos del HBV.²

  • Virus de Hepatitis E (HEV) es similar al HAV en su método de infección, se transmite principalmente a través de alimentos y agua contaminados, especialmente en regiones con medidas sanitarias deficientes. El HEV también es una variante más leve y a menudo puede resolverse sin tratamiento en individuos sanos. Sin embargo, puede representar un riesgo para las personas inmunocomprometidas y para quienes toman inmunosupresores, como las personas que hayan recibido un trasplante reciente.²

 

Causas de la Hepatitis No Viral

Hepatitis no viral se refiere a cualquier forma de inflamación e hinchazón del hígado que no sea causada por una infección viral. En los casos no virales puede ser más difícil determinar la causa original y la gravedad puede variar. Estos son los tipos más comunes de hepatitis no viral:²

  • Hepatitis Autoinmune ocurre cuando el propio sistema inmunológico del cuerpo ataca el hígado, causando inflamación y daño potencial, y a menudo es necesario el uso prolongado de inmunosupresores para el tratamiento. Si bien los especialistas no saben exactamente qué causa este tipo de hepatitis, se cree que los factores genéticos y medioambientales influyen.²

  •  Hepatitis Alcohólica es provocada por el consumo excesivo de alcohol durante un período de tiempo prolongado.¹ Dado que el hígado es responsable de metabolizar el alcohol, el abuso en el consumo de este puede provocar inflamación y daño. El tratamiento de la hepatitis alcohólica se logra absteniéndose del consumo de alcohol y realizando cambios en la dieta.²

  •  Hepatitis Inducida por Medicamentos puede ser causada por una reacción adversa a medicamentos recetados, medicamentos de venta libre o suplementos herbales. Un tratamiento típico, junto con el control de los síntomas, es encontrar y suspender el medicamento que está causando el problema.²

  • Hepatitis Isquémica es una inflamación resultante de la falta de flujo sanguíneo al hígado y también se conoce como “shock hepático”. Esta forma de hepatitis puede ser una complicación de varias afecciones como la insuficiencia cardíaca, infecciones graves y procedimientos quirúrgicos, que conllevan a presión arterial baja. El tratamiento consiste en resolver la causa original y brindar atención para controlar los síntomas y mejorar la función hepática.²

  •  Trastornos Metabólicos como la enfermedad de Wilson pueden provocar inflamación y daño en el hígado. También conocida como Esteatohepatitis Asociada a Disfunción Metabólica (MASH por sus siglas en inglés), este tipo de hepatitis a menudo se asocia con un almacenamiento excesivo de grasa en el hígado. Los cambios saludables en el estilo de vida pueden detener el progreso y revertir los efectos de MASH si el daño aún no es grave.⁹

 

¿Quiénes Están en Riesgo de Padecer Hepatitis?

Las personas en riesgo de contraer hepatitis son tan numerosas como las variantes existentes, y hay diferentes condiciones y comportamientos que aumentan el riesgo de diferentes causas de inflamación. Los siguientes grupos pueden tener mayor riesgo de contraer hepatitis:

  • Las personas nacidas en países con una prevalencia de media a alta de hepatitis viral tienen mayor riesgo de contraer el HBV.¹⁰

  • Los consumidores de drogas ilícitas tienen un mayor riesgo de contraer hepatitis A, B y C, especialmente aquellos que se inyectan.³

  • Las personas sexualmente activas tienen más probabilidades de estar expuestas al HBV, en particular las parejas de personas positivas al HBV y las personas que han tenido múltiples parejas en los últimos 6 meses.⁴

  • Las personas infectadas con el VIH tienen más probabilidades de sufrir infecciones graves cuando se exponen a la hepatitis viral, y el VIH comparte muchos factores de riesgo de infección con la hepatitis.⁵

Mitigación de Riesgos

La mejor prevención para la hepatitis A y B es la vacunación.⁸ Para otras variantes virales como la hepatitis C, D, y E no hay vacunas disponibles actualmente y es preferible evitar conductas que conllevan un alto riesgo de transmisión. Algunos de estos comportamientos incluyen:⁸

  • Compartir o reutilizar agujas

  • Tener relaciones sexuales sin protección

  • Beber agua insalubre o de fuentes dudosas


La hepatitis no viral a menudo se puede prevenir y se deben evitar las siguientes conductas nocivas para la salud que pueden ejercer una presión excesiva sobre el hígado:²

  • Abuso del alcohol

  • Tomar una dosis de medicamentos mayor a la recomendada

  • Estilo de vida sedentario y mala alimentación:²

 


Fuentes

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page